¿Qué causa la pérdida auditiva? ¿Qué hacer?

 

Puede que a diferencia de antes, hoy subas más el volumen de tu canal de televisión favorito. Las conversaciones en restaurantes u otros lugares públicos pueden llegar a ser más difíciles de entender, y es posible que te preguntes cuándo estos lugares se pusieron tan fuertes o ruidosos. Durante una charla, quizás le pides a una amiga que repita lo que dijo porque no podías oír las palabras, o puede que incluso tiendas a acercarte o poner la mano en la oreja para escuchar mejor. Si tú, o alguien a quien quieres o cuidas, tiene estas experiencias, pueden ser signos de pérdida de audición.

 

Los adultos mayores pueden experimentar pérdida auditiva que varía en severidad de menor a mayor. Es la tercera condición de salud crónica más común que afecta a adultos mayores (en América del Norte alrededor de 1 de cada 3 personas de sobre 65 años tiene algún grado de pérdida auditiva. A la edad de 85 años, entre un 70% y un 90% de las personas tendrán alguna pérdida auditiva. La condición tiende a ser más común en los hombres que en las mujeres.

 

La pérdida auditiva puede llevar a síntomas de depresión y conducir a sentimientos de aislamiento.

 

Lo que es más, la investigación sugiere que los adultos mayores con pérdida auditiva también pueden tener problemas cognitivos. De hecho, en un estudio de personas de entre 70 y 79 años, la pérdida auditiva estaba vinculada a una disminución cognitiva y deterioro más rápidos, con o sin otros síntomas.

 

Por último, en un estudio reciente publicado en el “Journal of American Geriatrics Society”, los investigadores descubrieron que cuando las personas mayores con pérdida auditiva usan audífonos, su humor y sus interacciones sociales mejoran, lo que podría retardar el deterioro cognitivo.

 

¿Qué causa la pérdida auditiva? ¿Qué hacer?  

 

La mayoría de la pérdida auditiva en adultos mayores es causada por cambios en el oído relacionados con la edad. Sin embargo, las infecciones, ciertos medicamentos y la exposición a ruidos muy fuertes durante un largo período de tiempo también pueden conducir a la pérdida de audición.

 

Si encuentras que tú o una persona de edad que cuidas tiene síntomas de pérdida auditiva, consulta a tu doctor para una prueba de audición. Él o ella puede aconsejarte que consultes a un especialista en trastornos que afectan a los oídos, como un otólogo o un otorrinolaringólogo.

 

otólogos

 

Los otorrinolaringólogos son médicos que se especializan en el tratamiento de enfermedades del oído, la nariz, la laringe (caja de la voz), la cabeza y el cuello. A menudo se les llama otorrinolaringólogos – médicos de oído, nariz y garganta.

 

Los otólogos son otorrinolaringólogos que han tenido capacitación especializada adicional en la forma de diagnosticar y tratar enfermedades relacionadas con los oídos.

 

Incluso cuando la pérdida auditiva es permanente, a menudo se puede compensar la pérdida. Ciertas técnicas como lectura de labios, dispositivos de amplificación para el teléfono y la radio, o audífonos, pueden disminuir los efectos de la pérdida auditiva. Es importante que tu médico u otro proveedor de atención médica conozcan los problemas de audición que existan, para que quien se encargue de los cuidados pueda ayudar de la mejor forma posible.

 

Es muy importante hacer hincapié con nuestro ser querido sobre la importancia de utilizar un aparato auxiliar auditivo en caso de necesitarlo ya que muchas veces por necedad, por tabú o por simple vanidad, les cuesta utilizarlos a pesar de la funcionalidad que pueden tener para ellos.

 

Captura de pantalla 2017-03-22 a la(s) 10.57.57

 

firmas_blogMAC

Redes Sociales de Apoyo, ¿Qué son y por qué son tan necesarias en la tercera edad?

“El hombre es un ser social por naturaleza”- nos enseña Aristóteles. Una idea que ha trascendido siglos y formas diversas de pensamiento, pues la riqueza de esta frase nos enseña que necesitamos de otros para sobrevivir, para vivir en comunidad, pero sobre todo para amar y ser amados.

 

Un hombro en quien apoyarse, una palabra de aliento para motivarse e incluso un atardecer con quien compartir, podrían parecer trivialidades; sin embargo, se sorprenderían de los efectos tan positivos que las redes personales tienen en el ser humano, especialmente en las personas de la tercera edad.

 

RelacionSocial_terceraEdad

 

De acuerdo a Lynn M. Martire, PhD de la Universidad de Pennsylvania, y Melissa M. Franks, PhD de la Universidad de Purdue, el impacto de las redes sociales de apoyo en los adultos mayores es extraordinario. A través del estudio The Role of Social Networks in Adult Health: Introduction to the Special Issue, las académicas demuestran que, dentro de los múltiples beneficios, el tener una red social diversa está ligado con mejoras en la salud; tales como una mayor inmunidad contra enfermedades infecciosas, así como un mejor rendimiento cardiovascular.

 

Parecería sorprendente que la simple percepción de una red de apoyo, tanto presencial como emocional, pueda contrarrestar los efectos negativos del estrés e influenciar el bienestar psicosocial de un individuo. Pero, ¿qué es lo que verdaderamente se entiende por redes sociales de apoyo?.

 

No es más que la idea implícita de que en cada interacción social o grupo de personas existe un intercambio de apoyos, lo cual constituye el fundamento de la existencia de redes. De acuerdo a la Red Latinoamericana de Gerontología: “las redes sociales de apoyo se refieren al conjunto de relaciones interpersonales que integran a una persona con su entorno social y le permiten mantener o mejorar su bienestar material, físico y emocional, con el fin de evitar el deterioro real que podría generarse cuando el adulto mayor enfrenta dificultades, crisis o conflictos”. Podemos pensar en las redes sociales como una especie de sistema de seguridad social, tanto formal como informal, que ayuda a que una persona mayor encuentre el soporte que necesita en la medida que envejece. El siguiente diagrama nos ayudará a entender mejor los diferentes tipos de apoyo que existen:

 

tiposApoyo

 

Ahora bien, ¿cómo identificar las redes de apoyo disponibles en nuestro entorno?

 

Podemos clasificarlas en dos tipos. Por un lado, las formales, constituidas por instituciones públicas y privadas; por otro lado, las informales, integradas por nuestros allegados (familia, vecinos y amigos), donde la ventaja reside en ayuda personalizada, acciones puntuales y acceso a personal voluntario o remunerado. A continuación les enumeramos las diferentes redes sociales de apoyo que encontrarán:

 

1. Red social primaria: El origen de esta red es de naturaleza informal y está compuesta por la familia, vecinos y amigos. Como su nombre lo indica, esta red es primordial y es el núcleo de las necesidades más básicas de cualquier individuo (ej. socialización, cuidado, afecto, reproducción y estatus). La complejidad de las interacciones que surgen a partir de esta red, se da cuando los familiares se enfrentan a las pérdidas que el envejecimiento conlleva y no saben cómo manejarlas. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, no reciben la información necesaria que les explique los cambios físicos, psicológicos y sociales por los que atraviesan los adultos mayores.

 

2. Red comunitaria: Esta red se institucionaliza a nivel local y es conocida también como red secundaria. Las personas mayores tienden a buscarla en organizaciones altruistas y civiles, o bien, en instituciones de beneficencia que desarrollen algún programa o proyecto asistencial en la comunidad; con la expectativa de obtener algún apoyo (material, instrumental, emocional, cognitivo). Muchas veces estas redes son difíciles de encontrar, ya que existe una gran rotación del personal que las gestiona.

 

3. Red interinstitucional: Esta red la componen tanto organismos públicos como privados. Específicamente, la representan instituciones públicas creadas para atender necesidades de vulnerabilidad física, económica y/o psicológicas, presentes en los adultos mayores. Es probable que, sin los apoyos proporcionados desde la redes primarias y secundarias, la red institucional difícilmente podría facilitar apoyos complementarios a falta de presupuesto (ej. sistema de salud público, INAPAM, DIF). La desventaja que encontramos en esta red es la baja calidad de los servicios proporcionados y el bajo seguimiento individualizado.

 

La importancia de las redes sociales de apoyo, es que han demostrado ser cruciales para la reconstrucción del tejido social basado en vínculos interpersonales sustentados en la sana socialización, la solidaridad y la empatía.

 

La socialización y el cuidado del adulto mayor, como pilar fundamental de nuestra labor en ViveMas, nos permite construir nuevos puentes entre el adulto mayor y su mundo exterior a través del intercambio con nuestras Cuidadoras. Una misión que busca ser parte de las diferentes redes de apoyo: familiar, comunitaria e interinstitucional. De esta forma, contribuimos y ayudamos a los familiares de los adultos mayores a brindar el mejor acompañamiento con la finalidad de trabajar por una mejor calidad de vida en la tercera edad.

 

No hay duda de que somos seres sociales que vivimos recopilando grandes experiencias de vida que se nutren de nuestras interacciones personales y nuestra vida en comunidad. El soporte y la estimulación integral del adulto mayor deben ser incluyentes, ya que van de la mano con su conexión con el mundo que lo rodea, su sentimiento de utilidad y su sentido de logro.

 

¡Ayudemos a nuestros familiares de edad mayor a lograrlo!

 

firmas_blogMAC

La tecnología y la tercera edad

En los últimos años, las tecnologías de la información han demostrado un gran avance en el área de las comunicaciones beneficiando a muchos, en cuestiones laborales e interpersonales. Mientras que anteriormente la comunicación residía en el teléfono y el fax, actualmente existen mejores oportunidades para comunicarnos más rápido y a menor costo con nuestros seres queridos, dándonos la oportunidad de acortar la distancia sea cual sea y obsequiarnos inmediatez a la hora de recibir una respuesta de métodos más casuales de comunicación como lo son los mensajes instantáneos  . Gracias al Internet, las generaciones tanto jóvenes como adultas, han encontrado múltiples beneficios a través de distintas plataformas: Desde informativas, educativas, hasta aquellas de comercio electrónico.

Por otra parte, el lado opuesto de la moneda se ve de la forma siguiente: La adopción del Internet ha sido tan veloz que ha causando cierto rezago e inclusive rechazo por parte de generaciones anteriores como los adultos mayores (específicamente de 75 años para arriba). Frecuentemente lo anterior viene acompañado de un prejuicio muchas veces definido como “desinterés” y “desconocimiento” por parte de los mismos. Pero, ¿que opinión tendrían si les dijera que la idea anterior esta cambiando pues la tercera edad cada vez más desempeña un mayor papel en esta revolución tecnológica?

dificultad_tecnologia

Una gran cantidad de adultos mayores mexicanos se cuestionan respecto al uso de la tecnología. ¿Adoptarla o mejor continuar su rutina? La realidad es que al adulto mayor promedio no le gusta el cambio, y a pesar de que hay factores que desempeñan un papel importante para la adopción de la tecnología (Ej. Nivel educacional, sociocultural, estado físico y mental, etc.), existen otros elementos personales que pesan más en esta decisión. A continuación les presentamos algunos relacionados al uso de la tecnología:

• El amor por la cultura y por aprender :  Varios adultos mayores tienen un hambre de conocimiento que los atrae a buscar obras literarias, tanto clásicas como contemporáneas, con la finalidad de permanecer actualizados. Mediante la compra de libros electrónicos — Ebooks — y búsqueda general por Internet, estos adultos mayores logran su cometido, al igual que buscando acceso a diversos audiolibros y visitas virtuales a diferentes museos se mantienen en el ámbito cultural de manera directa –indirecta.

• El pragmatismo y la necesidad de permanecer comunicado:  El perfil de adulto mayor activo  —  entre 60 y 70 años — desempeña muy bien las actividades instrumentales de la vida diaria (Ej. Camina, hace ejercicio y maneja también). Es consciente sobre los beneficios del uso del celular y se inclina hacia el aprendizaje de las funcionalidades básicas de los aparatos (Ej. Prender y apagar, realizar llamadas y mantener un directorio de contactos ordenado). Su interés por herramientas como “Whatsapp” permanece limitada.

Señora_celular2

• La imitación y sentido de permanencia en una familia: Los adultos mayores que entran en esta descripción son personas con dinámicas familiares muy establecidas de tal forma que cada miembro ocupa un rol influyente. Tanto nietos como abuelos aprenden de sí mismos de tal forma que hay apertura al consejo y participación de todos durante reuniones familiares. En la mayoría de los casos el adulto mayor adopta herramientas tecnológicas avanzadas (ej. IPad/Tableta, iPhone/Teléfono inteligente) inspirado en las tendencias que adopta el resto de la familia.

señora-nieta_celular

• La actualidad y la conexión con el mundo exterior:  El adulto mayor contemporáneo cada vez más se enfrenta al reto de lidiar con la distribución masiva de información. Gracias a los periódicos y revistas físicas le es posible permanecer informado. Sin embargo, busca una actualización más rápida como aquella que proveen las redes sociales a través de las notificaciones o lectura de noticias en tiempo real. Gracias al Internet, el adulto mayor puede seguir más de cerca los acontecimientos de la actualidad.

Lo anterior no es mera coincidencia pues la sana adopción y uso de la tecnología en el adulto mayor van de la mano con su propio paradigma personal. Si ellos le encuentran un sentido y utilidad a la tecnología, su adopción será sencilla y sin fricciones. Esto va acompañado de un gran beneficio para su salud.

Captura de pantalla 2017-03-02 a la(s) 17.55.24

El estudio: “The Effect of Information Communication Technology Interventions on Reducing Social Isolation in the Elderly: A Systematic Review” de la Universidad Bautista de Hong Kong y la Universidad de Lugano de Suiza, indica que el uso de la tecnología en adultos mayores ataca directamente el problema medular del aislamiento social. Si logramos combatirlo gracias a la adopción de la misma, estaríamos reduciendo el riesgo de complicaciones posteriores como síntomas tempranos de depresión, demencias y Alzheimer.

En ViveMas nuestras Cuidadoras, Enfermeras y Auxiliares de Enfermería están capacitadas para ayudar e invitar a nuestros adultos mayores a utilizar equipo electrónico, apoyándolos en su transición al mundo digital con paciencia, tolerancia y empatía.

¡Nunca es tarde para aprender nuevas habilidades!

Contáctanos y descubre los beneficios que tienen nuestros servicios.

firmas_blogMAC

Alzheimer: Algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar al paciente y a quien lo cuida

Es alarmante saber que la enfermedad de Alzheimer tiene una incidencia 100 veces mayor que la del cáncer de mama.

Ahora mismo se estima que al menos 800 mil mexicanos padecen este tipo de demencia y aproximadamente, el 9% son personas mayores de 60 años

“Sabemos que ocurre en alrededor de 30 personas de cada mil por año, después de los 60 años. Para poner esta cifra en magnitud puedo compararla, por ejemplo, con el cáncer de mama, que tiene una incidencia 100 veces menor”, dimensionó el doctor Luis Miguel Gutiérrez Robledo, Director del Instituto Nacional de Geriatría.

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 14.28.10

El Alzheimer es una enfermedad progresiva e irreversible que inicia con el deterioro de memoria, atención, orientación, juicio y personalidad, comprometiendo funciones tan básicas como comer o ir al baño, y tan devastadoras como ser incapaz de reconocerse frente al espejo. Es por ello que es importante tomar en cuenta algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar a que su ser querido conserve el sentido de la autosuficiencia y la dignidad.

Con la finalidad de limitar los retos que presenta la enfermedad de Alzheimer:

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 13.55.13

• Programe muy bien el horario. Establezca una rutina diaria para tener un mejor control de los días y lograr que sean más predecibles y menos confusos. Programe las tareas más difíciles, como bañarse o acudir a citas médicas, para la hora del día en la que el enfermo esté más calmado.

• Adapte la rutina, según sea necesario. Por ejemplo, si su ser querido insiste en usar las mismas prendas de vestir todos los días, considere adquirir varios atuendos iguales. Sustituya la ropa sucia con la limpia, mientras su ser querido se baña.

• Tómese su tiempo. Anticipe que las cosas llevarán más tiempo que antes. Programe más tiempo para terminar las tareas, tratando de no apurar al ser querido y darle el espacio que necesita.

• Involucre a su ser querido. Permítale hacer lo máximo posible, con la menor cantidad de ayuda. Por ejemplo, su ser querido tal vez sea capaz de vestirse por sí mismo, siempre y cuando usted le deje la ropa colocada en el orden en que debe ponérsela.

• Restrinja las alternativas. Mientras menos alternativas hay, más fácil es decidir. Por ejemplo, permítale escoger entre dos atuendos, pero nunca entre todo el armario. Retire las correas y los accesorios que posiblemente no se pondrá bien o que puedan causarle confusión.

• Reduzca las distracciones. Apague el televisor y reduzca al mínimo las distracciones a la hora de la comida y durante las conversaciones, para que su ser querido pueda enfocarse mejor en la tarea que realiza en ese momento.

En cuestiones de seguridad es muy importante ser precavido y visualizar lo que podría significar un riesgo inmediato o posterior, aquí algunos de los aspectos a considerar:

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 16.20.44

• Prevenga caídas.
 Evite las alfombras dispersas por allí, las extensiones eléctricas y cualquier desorden que pueda hacer tropezar o caer a su ser querido. Instale pasamanos o agarraderas en las zonas críticas como la regadera.
• Use cerraduras.
 Instale cerraduras en los armarios que contengan cualquier cosa potencialmente peligrosa, como medicamentos, alcohol, productos de limpieza tóxicos, utensilios y herramientas peligrosas.
• Revise la temperatura del agua. 
Baje el termostato del tanque de agua caliente para evitar quemaduras.
• Tome precauciones de seguridad contra incendios.
 Mantenga fuera de alcance los fósforos y los encendedores. Si su ser querido fuma, asegúrese de que lo haga bajo supervisión. Mantenga a mano un extinguidor de incendios y detectores de humo con pilas nuevas.

 

Atención de la persona que cuida al enfermo: Las personas que cuidan a un enfermo de Alzheimer necesitan todo el apoyo que puedan obtener. Si usted conoce a alguien que cuida a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer, aquí le decimos cómo ayudarle.

 

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 16.17.57

Sea específico al ofrecer su ayuda: Si desea apoyar a un amigo que cuida a un ser querido, hágale una oferta concreta.

Por ejemplo:

• “Voy al supermercado. ¿Necesitas que te traiga algo?”
• “Mañana tendré unas horas libres. ¿Podría sustituirte un rato mientras tú haces mandados o tomas un respiro?”
• “Preparé el doble de la receta para compartir la comida contigo. Traje suficiente cantidad para que dure varias comidas.”

Mantenerse en contacto con el cuidador: Es de gran importancia demostrarle a los cuidadores que no están solos en la tarea. Debido a que el apoyo emocional y moral es indispensable, enviar una tarjeta o llamar a la persona que cuida al enfermo puede ser una forma valiosa de demostrar su apoyo. Los correos electrónicos y los mensajes de texto también funcionan, pero siempre es mejor una visita personal. La comunicación con el mundo exterior puede levantar el ánimo de la persona que cuida al enfermo.

En ViveMas contamos con personal capacitado en el Método Gerocuidados© que es un sistema exclusivo en México cuya finalidad es lograr el bienestar integral de las personas mayores, especialmente cuando se presentan necesidades asistenciales como en el caso de Alzheimer, Parkinson, Dependencia Física y Problemas de Memoria.

Hacemos una previa valoración conocida como el PIDEC© para detectar las necesidades básicas del adulto mayor.

No dude en contactarnos y preguntar por los servicios de cuidados y enfermería, que le ofrecemos en la comodidad de su hogar.

señoraycuidadora_alzheimer

firmas_blogMAC