6 señales que indican que es momento de solicitar cuidados a domicilio

 
 

Es una percepción común que nuestros padres envejecidos y seres queridos son tan independientes como los recordamos cuando estábamos creciendo. Sin embargo, cuando las familias se reúnen para las fiestas o fines de semana, nuestras ideas pueden cambiar cuando vemos en persona que la vida de nuestros seres queridos podría mejorar con algo de ayuda en casa.

 

Aquí hay algunas señales que usted debe buscar para ayudarle a decidir cuándo un ser querido puede haber llegado a un punto en la vida donde se necesita cuidados a domicilio. Si bien pueden querer permanecer independientes, su salud y bienestar son en última instancia lo más importante cuando se considera la posibilidad de traer una ayuda adicional.

 

A continuación se muestra una lista de señales en que su ser querido, puede necesitar apoyo adicional con actividades básicas de la vida diaria y que es necesario identificar de manera objetiva para brindarles la atención necesaria.

 

1- Estime la salud y bienestar general

 

Si su ser querido tiene una enfermedad crónica y/o se está recuperando de un evento o procedimiento adverso, la asistencia en el hogar podría mejorar la calidad de vida general a corto y largo plazo o ayudarlo a una recuperación adecuada. Además, los cuidados a domicilio garantizarán que los medicamentos recetados se tomen en tiempo y forma cuando sea necesario al igual que sigan los nuevos regímenes.

 

2- El hogar está generalmente en desorden

 

¿Es la casa o el patio un desorden o necesita regularmente mucho trabajo? Algunos de los signos visuales de que los adultos mayores necesitan ayuda en casa incluye electrodomésticos dañados, inutilizables o un hogar inusualmente caótico y desordenado.

 

3- Mala preparación de comidas

 

¿Sus seres queridos expresan interés en preparar y comer comidas sanas y equilibradas? Si no lo hace, puede ser una señal de que él o ella no están cocinando comidas nutritivas o ha perdido interés en los alimentos por completo.

 

compra_Saludable

 

4- Comida vencida en la despensa o refrigerador

 

¿Cuántas cosas en el refrigerador han expirado o son incomestibles? Una señal clara de que un ser querido necesita ayuda es ver una despensa con muchos artículos que han expirado.

 

5- Higiene Personal Inadecuada

 

¿Usa su ser querido la misma ropa repetidamente que no se ha lavado por algún tiempo o está mal gastada? Estos son también signos de que un ser querido mayor ha perdido interés en las apariencias, y puede ser un signo de deterioro cognitivo. Esto también podría indicar que el anciano podría necesitar ayuda física con la ropa o para vestirse.

 

 

6- Mantenimiento de registros financieros

 

¿Hay facturas sin pagar o ha habido una cantidad anormal de gastos? Si su familiar ya no es capaz de prestar atención a las finanzas o escribir cheques o pagar facturas, pasa a ser un asunto serio ya que él o ella pueden ser susceptibles a estafas o abusos. Solicitar ayuda extra puede prevenir esto.

 

Reconocer cambios inesperados en los miembros de la familia puede tomar meses o incluso años. Una vez que estos signos son descubiertos, no los ignore. Piense en los posibles desafíos que un adulto mayor puede encontrar mientras vive solo en su casa sin ayuda y aprenda qué nivel de cuidado podría ser mejor para su ser querido. Comience la conversación tempranamente, ya que puede ser común que las familias esperen hasta después de un evento adverso como una caída para traer el cuidado a domicilio.

 

Si aún no sabe que clase de cuidados requiere su ser querido, acerquese a nosotros. En ViveMas ofrecemos asesoría y servicios especializados y personalizados en el cuidado del adulto mayor las 24 horas del día, los 365 días del año.

 
 
 

firmas_blogMAC

Hemiplejía ¿Qué es? causas y tratamiento

La palabra ‘plegia’ significa debilidad. ‘Hemi’ implica un lado del cuerpo. Por lo tanto, ‘hemiplejía’ significa la parálisis completa de la mitad del cuerpo, incluyendo el brazo y la pierna. Cualquier enfermedad o lesión en los centros motores del cerebro puede causar hemiplejía.

 

Cuando aparece de forma aguda y rápida suele deberse a lo que se denomina accidente vascular cerebral (AVC), bien por embolia, bien por hemorragia. La embolia cerebral sucede cuando un coágulo de sangre obstruye (es decir, tapa como un émbolo) una arteria. La hemorragia deriva de la rotura de una arteria o vena, con la consiguiente salida de sangre, la cual forma un hematoma cerebral.

 

Sea cual sea la causa, una zona del cerebro queda sin el adecuado riego sanguíneo. Si la zona cerebral afectada “muere”, aparece un infarto cerebral. En el cuerpo se reflejan parálisis y pérdidas de función relacionadas con la zona cerebral afectada. Por ejemplo: una lesión en la zona temporal izquierda (la que está por debajo del hueso temporal del cerebro, más o menos bajo el oído) dará lugar a parálisis en brazo derecho y/o pierna derecha, junto a probable afectación del habla.

 

Infarto Isquémico Cerebral

 

Isquemia quiere decir “falta de sangre”, y se aplica a los casos de embolia. La hemiplejía aguda debida a embolia debemos sospecharla en personas con antecedentes de riesgo vascular: obesidad, hipertensión, tabaquismo, diabetes, o con antecedentes de infarto cardíaco, trastornos vasculares en extremidades, enfermedades de las válvulas cardíacas, y, muy especialmente, en personas en las que se han descubierto accidentes vasculares cerebrales transitorios. El infarto isquémico acontece con mayor frecuencia por las noches, y no se acompaña necesariamente de dolor de cabeza.

 

Las embolias más frecuentes se deben a coágulos originados por un mal funcionamiento cardíaco (estenosis mitral, reumatismo cardíaco, prolapso de la válvula mitral, infartos de miocardio…). También el colesterol elevado, el consumo de cigarrillos y de alcohol, los triglicéridos y los anticonceptivos orales son factores de riesgo para las embolias. Algunas drogas, como la cocaína, las anfetaminas y la heroína, pueden también ser causa de enfermedades de las arterias que, a la larga, favorezcan la aparición de infartos isquémicos. Enfermedades de la sangre que aumentan su viscosidad (exceso de glóbulos rojos, por ejemplo) también deben citarse como factores de riesgo.

 

Infarto_Isquemico
 

Hemorragia intracerebral

 

En ocasiones se denomina “derrame cerebral”. Los síntomas son casi idénticos aunque el dolor de cabeza está casi siempre presente. Muchas veces es debido a la rotura de una malformación arteriovenosa (un ensanchamiento o una tupida red de arterias o venas). Con frecuencia acontece después de un esfuerzo físico, o de la actividad sexual.

 

Las hemorragias cerebrales más frecuentes son las debidas a hipertensión arterial, pero muy especialmente en pacientes con malformaciones arteriovenosas, aneurismas (ensanchamientos de una arteria), y enfermedades que afectan a la coagulación de la sangre o en personas que toman anticoagulantes para prevenir embolias.

 

hemorragia_cerebral

 

Tratamientos

 

Los cuidados inmediatos son sintomáticos, es decir, destinados a paliar los síntomas: reposo, control de la presión arterial, corticoides en las hemorragias que cursan con hipertensión dentro del cerebro. En contados casos de hemorragia es necesaria la evacuación quirúrgica de la sangre. Los casos más graves son los que se deben a la rotura de una malformación arteriovenosa que nunca antes había manifestado síntomas.

 

La recuperación del cerebro dañado se efectúa en un plazo medio, que oscila entre 3 y 18 meses. Puede ser una recuperación más o menos buena en relación al tamaño de la zona cerebral dañada y a su importancia en cuanto a conexiones y funciones. Es necesario mantener de por vida el tratamiento para la tensión arterial, así como el abandono de factores de riesgo (tabaco especialmente, alcohol, anticonceptivos orales), así como el control de colesterol y triglicéridos. En los casos de trastorno isquémico se empleará aspirina u otro antiagregante de las plaquetas, o bien anticoagulantes si ello es necesario. Lógicamente no se emplearán estos agentes en el caso de hemorragias.

 

El apoyo psicológico y las medidas rehabilitadoras (físicas, sobre el habla. etc.) dependerán de la zona cerebral dañada y de las lesiones funcionales de cada caso.

 

Sea cual sea la causa, una zona del cerebro queda sin el adecuado riego sanguíneo. Si la zona cerebral afectada “muere”, aparece un infarto cerebral. En el cuerpo se reflejan parálisis y pérdidas de función relacionadas con la zona cerebral afectada. Por ejemplo: una lesión en la zona temporal izquierda (la que está por debajo del hueso temporal del cerebro, más o menos bajo el oído) dará lugar a parálisis en brazo derecho y/o pierna derecha, junto a probable afectación del habla.

 

Nota:

 

• Los accidentes isquémicos transitorios (AIT) son frecuentes en personas de edad con hipertensión, diabetes, elevaciones de colesterol y triglicéridos. Muchas veces se les llama “principios de embolia” y cursan con alteraciones debidos al shock cerebral que provocan: vahídos, caídas, crisis de vértigos… Son causados por coágulos de sangre que inician una embolia, pero que se disuelven antes de haber causado daños importantes.

 

• Las personas alcohólicas son especialmente proclives a las embolias, debido a que el alcohol daña las arterias y aumenta la posibilidad de coagulación de la sangre dentro de ellas.

• La toma de anticonceptivos orales también produce hipercoagulabilidad de la sangre. La asociación de anticonceptivos y tabaco es especialmente peligrosa, pues aumenta el riesgo de trombosis y embolias en un 30 %.

 

¿Conoces un caso de Hemiplejía? acércate a los servicios de enfermería de ViveMas.

 
 
 

firmas_blogMAC

Redes Sociales de Apoyo, ¿Qué son y por qué son tan necesarias en la tercera edad?

“El hombre es un ser social por naturaleza”- nos enseña Aristóteles. Una idea que ha trascendido siglos y formas diversas de pensamiento, pues la riqueza de esta frase nos enseña que necesitamos de otros para sobrevivir, para vivir en comunidad, pero sobre todo para amar y ser amados.

 

Un hombro en quien apoyarse, una palabra de aliento para motivarse e incluso un atardecer con quien compartir, podrían parecer trivialidades; sin embargo, se sorprenderían de los efectos tan positivos que las redes personales tienen en el ser humano, especialmente en las personas de la tercera edad.

 

RelacionSocial_terceraEdad

 

De acuerdo a Lynn M. Martire, PhD de la Universidad de Pennsylvania, y Melissa M. Franks, PhD de la Universidad de Purdue, el impacto de las redes sociales de apoyo en los adultos mayores es extraordinario. A través del estudio The Role of Social Networks in Adult Health: Introduction to the Special Issue, las académicas demuestran que, dentro de los múltiples beneficios, el tener una red social diversa está ligado con mejoras en la salud; tales como una mayor inmunidad contra enfermedades infecciosas, así como un mejor rendimiento cardiovascular.

 

Parecería sorprendente que la simple percepción de una red de apoyo, tanto presencial como emocional, pueda contrarrestar los efectos negativos del estrés e influenciar el bienestar psicosocial de un individuo. Pero, ¿qué es lo que verdaderamente se entiende por redes sociales de apoyo?.

 

No es más que la idea implícita de que en cada interacción social o grupo de personas existe un intercambio de apoyos, lo cual constituye el fundamento de la existencia de redes. De acuerdo a la Red Latinoamericana de Gerontología: “las redes sociales de apoyo se refieren al conjunto de relaciones interpersonales que integran a una persona con su entorno social y le permiten mantener o mejorar su bienestar material, físico y emocional, con el fin de evitar el deterioro real que podría generarse cuando el adulto mayor enfrenta dificultades, crisis o conflictos”. Podemos pensar en las redes sociales como una especie de sistema de seguridad social, tanto formal como informal, que ayuda a que una persona mayor encuentre el soporte que necesita en la medida que envejece. El siguiente diagrama nos ayudará a entender mejor los diferentes tipos de apoyo que existen:

 

tiposApoyo

 

Ahora bien, ¿cómo identificar las redes de apoyo disponibles en nuestro entorno?

 

Podemos clasificarlas en dos tipos. Por un lado, las formales, constituidas por instituciones públicas y privadas; por otro lado, las informales, integradas por nuestros allegados (familia, vecinos y amigos), donde la ventaja reside en ayuda personalizada, acciones puntuales y acceso a personal voluntario o remunerado. A continuación les enumeramos las diferentes redes sociales de apoyo que encontrarán:

 

1. Red social primaria: El origen de esta red es de naturaleza informal y está compuesta por la familia, vecinos y amigos. Como su nombre lo indica, esta red es primordial y es el núcleo de las necesidades más básicas de cualquier individuo (ej. socialización, cuidado, afecto, reproducción y estatus). La complejidad de las interacciones que surgen a partir de esta red, se da cuando los familiares se enfrentan a las pérdidas que el envejecimiento conlleva y no saben cómo manejarlas. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, no reciben la información necesaria que les explique los cambios físicos, psicológicos y sociales por los que atraviesan los adultos mayores.

 

2. Red comunitaria: Esta red se institucionaliza a nivel local y es conocida también como red secundaria. Las personas mayores tienden a buscarla en organizaciones altruistas y civiles, o bien, en instituciones de beneficencia que desarrollen algún programa o proyecto asistencial en la comunidad; con la expectativa de obtener algún apoyo (material, instrumental, emocional, cognitivo). Muchas veces estas redes son difíciles de encontrar, ya que existe una gran rotación del personal que las gestiona.

 

3. Red interinstitucional: Esta red la componen tanto organismos públicos como privados. Específicamente, la representan instituciones públicas creadas para atender necesidades de vulnerabilidad física, económica y/o psicológicas, presentes en los adultos mayores. Es probable que, sin los apoyos proporcionados desde la redes primarias y secundarias, la red institucional difícilmente podría facilitar apoyos complementarios a falta de presupuesto (ej. sistema de salud público, INAPAM, DIF). La desventaja que encontramos en esta red es la baja calidad de los servicios proporcionados y el bajo seguimiento individualizado.

 

La importancia de las redes sociales de apoyo, es que han demostrado ser cruciales para la reconstrucción del tejido social basado en vínculos interpersonales sustentados en la sana socialización, la solidaridad y la empatía.

 

La socialización y el cuidado del adulto mayor, como pilar fundamental de nuestra labor en ViveMas, nos permite construir nuevos puentes entre el adulto mayor y su mundo exterior a través del intercambio con nuestras Cuidadoras. Una misión que busca ser parte de las diferentes redes de apoyo: familiar, comunitaria e interinstitucional. De esta forma, contribuimos y ayudamos a los familiares de los adultos mayores a brindar el mejor acompañamiento con la finalidad de trabajar por una mejor calidad de vida en la tercera edad.

 

No hay duda de que somos seres sociales que vivimos recopilando grandes experiencias de vida que se nutren de nuestras interacciones personales y nuestra vida en comunidad. El soporte y la estimulación integral del adulto mayor deben ser incluyentes, ya que van de la mano con su conexión con el mundo que lo rodea, su sentimiento de utilidad y su sentido de logro.

 

¡Ayudemos a nuestros familiares de edad mayor a lograrlo!

 

firmas_blogMAC

La tecnología y la tercera edad

En los últimos años, las tecnologías de la información han demostrado un gran avance en el área de las comunicaciones beneficiando a muchos, en cuestiones laborales e interpersonales. Mientras que anteriormente la comunicación residía en el teléfono y el fax, actualmente existen mejores oportunidades para comunicarnos más rápido y a menor costo con nuestros seres queridos, dándonos la oportunidad de acortar la distancia sea cual sea y obsequiarnos inmediatez a la hora de recibir una respuesta de métodos más casuales de comunicación como lo son los mensajes instantáneos  . Gracias al Internet, las generaciones tanto jóvenes como adultas, han encontrado múltiples beneficios a través de distintas plataformas: Desde informativas, educativas, hasta aquellas de comercio electrónico.

Por otra parte, el lado opuesto de la moneda se ve de la forma siguiente: La adopción del Internet ha sido tan veloz que ha causando cierto rezago e inclusive rechazo por parte de generaciones anteriores como los adultos mayores (específicamente de 75 años para arriba). Frecuentemente lo anterior viene acompañado de un prejuicio muchas veces definido como “desinterés” y “desconocimiento” por parte de los mismos. Pero, ¿que opinión tendrían si les dijera que la idea anterior esta cambiando pues la tercera edad cada vez más desempeña un mayor papel en esta revolución tecnológica?

dificultad_tecnologia

Una gran cantidad de adultos mayores mexicanos se cuestionan respecto al uso de la tecnología. ¿Adoptarla o mejor continuar su rutina? La realidad es que al adulto mayor promedio no le gusta el cambio, y a pesar de que hay factores que desempeñan un papel importante para la adopción de la tecnología (Ej. Nivel educacional, sociocultural, estado físico y mental, etc.), existen otros elementos personales que pesan más en esta decisión. A continuación les presentamos algunos relacionados al uso de la tecnología:

• El amor por la cultura y por aprender :  Varios adultos mayores tienen un hambre de conocimiento que los atrae a buscar obras literarias, tanto clásicas como contemporáneas, con la finalidad de permanecer actualizados. Mediante la compra de libros electrónicos — Ebooks — y búsqueda general por Internet, estos adultos mayores logran su cometido, al igual que buscando acceso a diversos audiolibros y visitas virtuales a diferentes museos se mantienen en el ámbito cultural de manera directa –indirecta.

• El pragmatismo y la necesidad de permanecer comunicado:  El perfil de adulto mayor activo  —  entre 60 y 70 años — desempeña muy bien las actividades instrumentales de la vida diaria (Ej. Camina, hace ejercicio y maneja también). Es consciente sobre los beneficios del uso del celular y se inclina hacia el aprendizaje de las funcionalidades básicas de los aparatos (Ej. Prender y apagar, realizar llamadas y mantener un directorio de contactos ordenado). Su interés por herramientas como “Whatsapp” permanece limitada.

Señora_celular2

• La imitación y sentido de permanencia en una familia: Los adultos mayores que entran en esta descripción son personas con dinámicas familiares muy establecidas de tal forma que cada miembro ocupa un rol influyente. Tanto nietos como abuelos aprenden de sí mismos de tal forma que hay apertura al consejo y participación de todos durante reuniones familiares. En la mayoría de los casos el adulto mayor adopta herramientas tecnológicas avanzadas (ej. IPad/Tableta, iPhone/Teléfono inteligente) inspirado en las tendencias que adopta el resto de la familia.

señora-nieta_celular

• La actualidad y la conexión con el mundo exterior:  El adulto mayor contemporáneo cada vez más se enfrenta al reto de lidiar con la distribución masiva de información. Gracias a los periódicos y revistas físicas le es posible permanecer informado. Sin embargo, busca una actualización más rápida como aquella que proveen las redes sociales a través de las notificaciones o lectura de noticias en tiempo real. Gracias al Internet, el adulto mayor puede seguir más de cerca los acontecimientos de la actualidad.

Lo anterior no es mera coincidencia pues la sana adopción y uso de la tecnología en el adulto mayor van de la mano con su propio paradigma personal. Si ellos le encuentran un sentido y utilidad a la tecnología, su adopción será sencilla y sin fricciones. Esto va acompañado de un gran beneficio para su salud.

Captura de pantalla 2017-03-02 a la(s) 17.55.24

El estudio: “The Effect of Information Communication Technology Interventions on Reducing Social Isolation in the Elderly: A Systematic Review” de la Universidad Bautista de Hong Kong y la Universidad de Lugano de Suiza, indica que el uso de la tecnología en adultos mayores ataca directamente el problema medular del aislamiento social. Si logramos combatirlo gracias a la adopción de la misma, estaríamos reduciendo el riesgo de complicaciones posteriores como síntomas tempranos de depresión, demencias y Alzheimer.

En ViveMas nuestras Cuidadoras, Enfermeras y Auxiliares de Enfermería están capacitadas para ayudar e invitar a nuestros adultos mayores a utilizar equipo electrónico, apoyándolos en su transición al mundo digital con paciencia, tolerancia y empatía.

¡Nunca es tarde para aprender nuevas habilidades!

Contáctanos y descubre los beneficios que tienen nuestros servicios.

firmas_blogMAC

Alzheimer: Algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar al paciente y a quien lo cuida

Es alarmante saber que la enfermedad de Alzheimer tiene una incidencia 100 veces mayor que la del cáncer de mama.

Ahora mismo se estima que al menos 800 mil mexicanos padecen este tipo de demencia y aproximadamente, el 9% son personas mayores de 60 años

“Sabemos que ocurre en alrededor de 30 personas de cada mil por año, después de los 60 años. Para poner esta cifra en magnitud puedo compararla, por ejemplo, con el cáncer de mama, que tiene una incidencia 100 veces menor”, dimensionó el doctor Luis Miguel Gutiérrez Robledo, Director del Instituto Nacional de Geriatría.

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 14.28.10

El Alzheimer es una enfermedad progresiva e irreversible que inicia con el deterioro de memoria, atención, orientación, juicio y personalidad, comprometiendo funciones tan básicas como comer o ir al baño, y tan devastadoras como ser incapaz de reconocerse frente al espejo. Es por ello que es importante tomar en cuenta algunas sugerencias prácticas que pueden ayudar a que su ser querido conserve el sentido de la autosuficiencia y la dignidad.

Con la finalidad de limitar los retos que presenta la enfermedad de Alzheimer:

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 13.55.13

• Programe muy bien el horario. Establezca una rutina diaria para tener un mejor control de los días y lograr que sean más predecibles y menos confusos. Programe las tareas más difíciles, como bañarse o acudir a citas médicas, para la hora del día en la que el enfermo esté más calmado.

• Adapte la rutina, según sea necesario. Por ejemplo, si su ser querido insiste en usar las mismas prendas de vestir todos los días, considere adquirir varios atuendos iguales. Sustituya la ropa sucia con la limpia, mientras su ser querido se baña.

• Tómese su tiempo. Anticipe que las cosas llevarán más tiempo que antes. Programe más tiempo para terminar las tareas, tratando de no apurar al ser querido y darle el espacio que necesita.

• Involucre a su ser querido. Permítale hacer lo máximo posible, con la menor cantidad de ayuda. Por ejemplo, su ser querido tal vez sea capaz de vestirse por sí mismo, siempre y cuando usted le deje la ropa colocada en el orden en que debe ponérsela.

• Restrinja las alternativas. Mientras menos alternativas hay, más fácil es decidir. Por ejemplo, permítale escoger entre dos atuendos, pero nunca entre todo el armario. Retire las correas y los accesorios que posiblemente no se pondrá bien o que puedan causarle confusión.

• Reduzca las distracciones. Apague el televisor y reduzca al mínimo las distracciones a la hora de la comida y durante las conversaciones, para que su ser querido pueda enfocarse mejor en la tarea que realiza en ese momento.

En cuestiones de seguridad es muy importante ser precavido y visualizar lo que podría significar un riesgo inmediato o posterior, aquí algunos de los aspectos a considerar:

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 16.20.44

• Prevenga caídas.
 Evite las alfombras dispersas por allí, las extensiones eléctricas y cualquier desorden que pueda hacer tropezar o caer a su ser querido. Instale pasamanos o agarraderas en las zonas críticas como la regadera.
• Use cerraduras.
 Instale cerraduras en los armarios que contengan cualquier cosa potencialmente peligrosa, como medicamentos, alcohol, productos de limpieza tóxicos, utensilios y herramientas peligrosas.
• Revise la temperatura del agua. 
Baje el termostato del tanque de agua caliente para evitar quemaduras.
• Tome precauciones de seguridad contra incendios.
 Mantenga fuera de alcance los fósforos y los encendedores. Si su ser querido fuma, asegúrese de que lo haga bajo supervisión. Mantenga a mano un extinguidor de incendios y detectores de humo con pilas nuevas.

 

Atención de la persona que cuida al enfermo: Las personas que cuidan a un enfermo de Alzheimer necesitan todo el apoyo que puedan obtener. Si usted conoce a alguien que cuida a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer, aquí le decimos cómo ayudarle.

 

Captura de pantalla 2017-02-24 a la(s) 16.17.57

Sea específico al ofrecer su ayuda: Si desea apoyar a un amigo que cuida a un ser querido, hágale una oferta concreta.

Por ejemplo:

• “Voy al supermercado. ¿Necesitas que te traiga algo?”
• “Mañana tendré unas horas libres. ¿Podría sustituirte un rato mientras tú haces mandados o tomas un respiro?”
• “Preparé el doble de la receta para compartir la comida contigo. Traje suficiente cantidad para que dure varias comidas.”

Mantenerse en contacto con el cuidador: Es de gran importancia demostrarle a los cuidadores que no están solos en la tarea. Debido a que el apoyo emocional y moral es indispensable, enviar una tarjeta o llamar a la persona que cuida al enfermo puede ser una forma valiosa de demostrar su apoyo. Los correos electrónicos y los mensajes de texto también funcionan, pero siempre es mejor una visita personal. La comunicación con el mundo exterior puede levantar el ánimo de la persona que cuida al enfermo.

En ViveMas contamos con personal capacitado en el Método Gerocuidados© que es un sistema exclusivo en México cuya finalidad es lograr el bienestar integral de las personas mayores, especialmente cuando se presentan necesidades asistenciales como en el caso de Alzheimer, Parkinson, Dependencia Física y Problemas de Memoria.

Hacemos una previa valoración conocida como el PIDEC© para detectar las necesidades básicas del adulto mayor.

No dude en contactarnos y preguntar por los servicios de cuidados y enfermería, que le ofrecemos en la comodidad de su hogar.

señoraycuidadora_alzheimer

firmas_blogMAC